COMPONENTES DE AMBOS EQUIPOS EN EL PARTIDO DEL SÁBADO

Este fin de semana recibíamos a nuestros compañeros del equipo de Agen. Por problemas de disponibilidad, y a pesar de que estaba programada la visita también de los equipos sub-12 y sub-10, solo han podido viajar con su equipo sub-14.

El viernes, se produjo la llegada de los pequeños franceses al Club de Campo de La Fresneda (CCLF), donde fueron recibidos por las familias que lo iban a alojar. Nervios por ambas partes que se saldaron con muchas sonrisas y un buen uso de las nuevas tecnologías para el entendimiento en los casos en los que se desconocía el idioma.

Después del merecido descanso, el sábado comenzó la frenética actividad del fin de semana. Por la mañana, en el CCLF se realizó un entrenamiento conjunto entre Agen y Oviedo. Una oportunidad de poner en común conceptos que a buen seguro ambos conjuntos han aprovechado. En él, además de los chavales, participaron numerosos entrenadores de la escuela del club, a los que queremos transmitir nuestro máximo agradecimiento.

Después de un merecido almuerzo, y un poco de tiempo libre para que los pequeños pudieran conocerse un poco más “fuera del campo”, comenzó el triangular que enfrentó al Agen y al Real Oviedo al conjunto del Gijón Rugby Club. Aunque un poco duro, por las elevadas temperaturas, los pequeños lo pasaron estupendamente y se pudieron ver muchos detalles de calidad en el juego de los 3 equipos.

Dar las gracias especialmente al árbitro de los 3 encuentros, Abraham Tamargo, que es jugador de nuestro equipo senior y que el próximo mes será una de los encargados de impartir nuestro Campamento de día, junto con nuestro capitán Arturo Méndez.

Y después del esfuerzo deportivo, tocaba coger fuerzas. Nuestro AMPA, con la ayuda de todos los padres presentes organizó una espicha en la que no faltaron los más diversos manjares. Una vez acabada la “macro-merienda”, vuelta a los hogares para descansar y prepararse para la segunda jornada de actividades.

El segundo día tocó actividad en la playa, en Poniente de Gijón. Un nuevo entrenamiento coordinado por Alejandro Pedraza, en el que sobre todo reinó la diversión y la buena convivencia en todos los jugadores. Una sesión técnica que acabó en el agua con risas y alguna que otra zambullida.

Una vez acabada la actividad, vuelta a Oviedo. Esta vez era la oportunidad de conocer la ciudad, los monumentos más emblemáticos y los más bonitos rincones de nuestro Campo San Francisco. Todo esto a través de una gymkana – búsqueda del tesoro organizada por miembros de nuestro AMPA. Una bonita manera de colaborar, apoyar y, sobre todo, superar la barrera del idioma para muchos de los pequeños.

IMÁGENES DE LA GYMKANA. NOA MERCADAL.

Ya acabada la jornada, vuelta a los hogares para la última noche de convivencia. El lunes madrugón y vuelta a casa para nuestros amigos franceses, a los que esperamos ver pronto.

En resumen, una preciosa actividad que ha fomentado los valores de rugby y convivencia entre ambos equipos, demostrando que las posibles barreras culturales e idiomáticas se pueden solucionar si se tiene una pasión común.

Agradecer a todos los padres y madres, monitores, directivos… los esfuerzos en la organización del evento y su dedicación estos tres días a las diversas actividades. Una especial mención a Sandra Calvete, enlace en todo momento de los responsables franceses, y a Melissa Cabal, que nos ha ofrecido algunas de las mejores instantáneas de estas 3 jornadas de convivencia y que ha resumido en un precioso vídeo que os ofreceremos muy pronto.

Equipo sub-16 que se desplazó el fin de semana del 11-12 de mayo al Campeonato de España celebrado en Valladolid.

El pasado viernes comenzó una nueva aventura, esta vez para nuestro equipo sub-16. Después de una temporada de lo más irregular, y con un equipo muy joven, la escuadra dirigida por Félix Alonso se trasladaba a Valladolid para disputar el Campeonato de España de la categoría, encuadrados en el grupo de Promoción, en el que obtuvieron el octavo puesto.

El sábado, primera fase de la competición, que comenzó con victoria para los nuestros ante el equipo de Valencia 12-5. Se realizó un muy buen partido en ataque, sobre todo en la primera primera parte y una defensa “numantina” en la segunda.

En el segundo encuentro, contra el equipo de CEU el resultado final fue de 26-5. Gran trabajo de conjunto, dominando en las fases estáticas, los choques y los balones divididos. Con este resultado, ya se aseguraban el pase a la final de oro, pero aún quedaba un partido por jugar.

El tercer encuentro fue harina de otro costal. los jugadores salieron al campo relajados, con falta de intensidad en ataque y defensa y, aunque se mejoró en la segunda parte, no fue suficiente para remontar el resultado de 7-22.

El sábado por la tarde, después de una mañana cargada de actividad, nuestros chavales pudieron disfrutar del partido del play-off de División de Honor entre El Salvador y Ordizia. Agradecer al equipo vallisoletano la invitación al encuentro.

Ya el domingo, los nuestros no tuvieron tanta suerte. En el primer partido contra Jaén el resultado estuvo bastante ajustado (7-5), pero los errores de placaje y defensa condenaron al equipo azul. En el último encuentro contra Mairena, resultado final de 5-17, el staff técnico dio más minutos a aquellos jugadores que menos habían participado en el competición.

Entrega de premios

Para los que asistieron, aunque contentos con el resultado obtenido hay un sabor agridulce, una sensación de que se podía haber luchado un poco más y que los equipos contra los que nos enfrentamos estaban al mismo nivel que el nuestro. La actitud de los jugadores… ganas de mejorar para superar nuevos retos la temporada que viene.

En lo extra-deportivo, buenísima experiencia de convivencia y de aprendizaje de los valores de rugby entre los chavales, sin ningún tipo de incidencia.

Agradecer a todos los familiares que se desplazaron para animar a los nuevos y, sobre todo a Boli, Manolo, Nuño y Felix, que les acompañaron durante todo el torneo.

Staff técnico desplazado con el equipo: Boli, Nuño, Felix y Manolo.

El viernes comenzó la travesía para los pequeños del Real Oviedo Rugby. Una mezcla de risas, nervios y alguna que otra lágrima (y no solo por parte de los niños…) flotaban en el ambiente. Para algunos era su primer viaje separados de sus padres; para otros, después de la experiencia de hace unas semanas en Agen (Francia) una nueva oportunidad de estar con sus compañeros. “Vigilados de cerca” por 3 entrenadores y 3 delegados se desplazaron hasta Miranda de Ebro donde hicieron noche el viernes y el sábado en el Albergue Fernán González, al que agradecemos la estancia y el buen trato recibido.

El sábado por la mañana, madrugón, y desplazamiento a Vitoria hasta las instalaciones del Centro Cívico de Lakua donde los equipos sub-10, sub-12 y sub-14 se enfrentaron a equipos de todas partes de España y alguno que otro francés. Disparidad de resultados… pero eso fue lo de menos. Sacrificio y lucha definieron el juego de los nuestros en todos los encuentros.

Pero lo mejor estaba por llegar. Y es que, los “mayores” de la expedición tenían una sorpresa preparada: desplazamiento a Ordizia para ver al equipo senior en su primer partido de la fase de ascenso a División de Honor B.

Mucha animación azul en la grada, que coreaba las acciones de nuestros jugadores, algunos de ellos también entrenadores de la escuela. Una victoria sólida y trabajada ( con un marcador de 0-55) que entusiasmó a los presentes. Y después del partido pasillo de los chavales a los jugadores senior y foto de familia, para rematar una jornada excepcional.

FOTO DE FAMILIA DE LA ESCUELA Y EL EQUIPO SENIOR EN EL CAMPO DE ALTAMIRA (ORDIZIA)

El domingo, aún con la resaca de la actividad del sábado, de nuevo había que levantarse pronto para otra jornada de buen rugby. Más partidos y más aprendizaje para los “peques” y para todos los que los acompañaron. Y es que, no podemos dejar de mencionar al grupo de padres y madres que se desplazaron para animarlos durante todo el torneo y que les dieron un “servicio de avituallamiento” del más alto nivel.

Al final del torneo, se sucedió la entrega de trofeos, en la que plasma la esencia de toda la actividad. No existen clasificaciones, marcadores, ni vencedores y vencidos. Todos son campeones por haber puesto en práctica los valores del rugby de compañerismo, juego limpio y respeto al oponente.

Una experiencia digna de repetir y a la que esperamos que nuestra escuela pueda acudir en próximas ediciones. Agradecer al Gaztedi Rugby toda la gestión realizada para obtener alojamiento y la organización dentro de los espacios de juego, la puntualidad de los encuentros y la buena acogida recibida por todos los que participaron como voluntarios.

A las 6 de la tarde, llegada a Oviedo. Satisfacción y cansancio a partes iguales. Dar la enhorabuena a todos los que hicieron posible esta experiencia: padres/madres, directiva, entrenadores, delegados. A buen seguro, será inolvidable para muchos de nuestros “oseznos”.